Buenas practicas en el Consejo de Barrio

Sigueme:

Gonzalo Gervic M.

Director de Radio Kolob y El Faro Mormón at Radio Kolob - El Faro Mormon
Amante de mi Familia, de la naturaleza y de las TICs.
Sigueme:

Latest posts by Gonzalo Gervic M. (see all)

Quiero compartir algunos apuntes que he tomado en mi tiempo de liderazgo en la Iglesia, estos puntos hablan sobre algunas buenas prácticas que he aprendido tanto en los consejos de Barrio como en los consejos de Estaca. Espero que este articulo pueda inspirar a más de alguno.

LIDERAZGO ESPIRITUAL

¿Cuál es el propósito del señor?
“Porque, he aquí, esta es mi obra y mi gloria: llevar a cabo la inmortalidad y vida eterna del hombre” Moisés 1:39

¿Entonces, cuál es el papel del verdadero líder?
“Porque toda mi intención es poder persuadir a los hombres a que vengan al Dios de Abraham, y al Dios de Isaac, y al Dios de Jacob, y sean salvos”  1 Nefi 6:4

 

“Y ahora, he aquí, te digo que la cosa que será de máximo valor para ti será declarar el arrepentimiento a este pueblo, a fin de que puedas traer almas a mí, para que con ellas reposes en el reino de mi padre.” DyC 15:6

¿Cómo se puede definir el liderazgo?

El liderazgo es un instrumento en las manos de Dios para cambiar los corazones de los hombres hacia el Señor, actuando de tal manera, que siempre beneficia el crecimiento espiritual de los hombres, trayendo salvación, eventual a sus almas.

BASE DOCTRINAL DE LOS CONSEJOS

“Y aconteció que otro día se sentó Moisés á juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés desde la mañana hasta la tarde. Y viendo el suegro de Moisés todo lo que él hacía con el pueblo, dijo: ¿Qué es esto que haces tú con el pueblo? ¿Por qué te sientas tú solo, y todo el pueblo está delante de ti desde la mañana hasta la tarde? Y Moisés respondió á su suegro: Porque el pueblo viene á mí para consultar á Dios: Cuando tienen negocios, vienen á mí; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes. Entonces el suegro de Moisés le dijo: No haces bien: Desfallecerás del todo, tú, y también este pueblo que está contigo; porque el negocio es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo.”  Éxodo 18:13-18

“Las decisiones de estos quórumes, o cualquiera de ellos, se deben tomar con toda rectitud, con santidad y humildad de corazón, mansedumbre y longanimidad, y con fe, y virtud, y conocimiento, templanza, paciencia, piedad, cariño fraternal y caridad;” DyC 107:30.

“Nombrad de entre vosotros a un maestro; y no tomen todos la palabra al mismo tiempo, sino hable uno a la vez y escuchen todos lo que él dijere, para que cuando todos hayan hablado, todos sean edificados de todos y cada hombre tenga igual privilegio.” DyC 88:120

“Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio, sino por persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre y por amor sincero;  por bondad y por conocimiento puro, lo cual ennoblecerá grandemente el alma sin hipocresía y sin malicia”  DyC 121:41-42

“Escuchad, oh élderes de mi iglesia a quienes he llamado; he aquí, os doy el mandamiento de congregaros para que os pongáis de acuerdo en cuanto a mi palabra;  y por vuestra oración de fe recibiréis mi ley para que sepáis cómo gobernar mi iglesia y poner todas las cosas en orden delante de mí.”  DyC 41:2-3

PROPÓSITOS DE LOS CONSEJOS

Por lo general, el consejo de barrio entero trata únicamente asuntos que (1) se beneficiarían de la coordinación entre organizaciones, (2) se beneficiarían del análisis y del esfuerzo conjunto del consejo, o (3) que son de interés general para todo el barrio. La mayoría de los asuntos propios de una organización auxiliar o del sacerdocio los deben tratar los líderes de dicha organización y no todo el consejo de barrio. Además, los miembros del consejo de barrio pueden tratar en privado con el obispo cuestiones delicadas o confidenciales.

  • El propósito de las reuniones de Obispado es dar visión e inspiración a la obra.
  • El propósito de un Consejo es conocer la voluntad de Dios y cumplirlamediante la guía del Espíritu Santo. Y Llevar a cabo una asignación.
  • Deliberar en consejo sobre las maneras de fortalecer espiritualmente a las personas y familias del barrio.
  • Resolver problemas del barrio y contribuir al mejoramiento en aspectos tales como el liderazgo, reverencia. Etc.
  • Recibir instrucción del obispado en cuanto a doctrina y deberes.
  • Mediante el Espíritu, define el objetivo de lo que se quiere lograr.
  • En lo posible avisar por escrito lo que se va a tratar.
  • Llegar temprano y arreglar el ambiente.
  • Se reúne con el Consejero del Obispado/Obispo asignado a su organización y entrega informes de personas, familias, programas,  financieros y asignaciones especiales.
  •  Verifican plan misional y actividades.
  • Expone el objetivo de la reunión.
  • Ayuda a los miembros a captar la gran visión.
  • Establece un ambiente de confianza.
  • Asegura que todos participen.
  • Controla el proceso pero no el resultado.
  • Valoriza y anota todas las ideas.
  • Da asignaciones específicas.
  • Establece una fecha para informar los resultados.
  • Ayuda a los miembros a separar los problemas sintomáticos de los arraigados.
  • Ayuda a los miembros a integrar sus ideas y a mantenerse en la dirección correcta.
  • Trata a todos equitativamente.
  • Alienta a cada individuo a que participe.
  • Después de una deliberación abierta, el obispo puede tomar una decisión o esperar para tratar el asunto más a fondo con sus consejeros. Una vez que tome la decisión, los miembros del consejo deben apoyarla en un espíritu de unidad y armonía.
  • Asegura de que las conclusiones a las que ha llegado el consejo sean escritas.
  • Deben asegurarse de entender el objetivo del tema que van a tratar.
  • Buscar saber la voluntad del Señor a través de la dirección del Espíritu.
  • Ser un defensor de todas las familias e individuos y no tan solo de mi organización.
  • Seré conciso, evitando expresiones o propuestas demasiado largas.
  • Edificar basado en las ideas de los otros.
  • Mantener un Espíritu de Amor y Armonía.
  • Participar y expresar en forma concreta su opinión aunque sea diferente.
  • Al llegar a  la solución unánime, comprometerse a realizar las decisiones.
  • Cumplir con las asignaciones y reportar a tiempo.

EL QUE PRESIDE – ANTES DE LA REUNIÓN DE CONSEJO:

  • Mediante el Espíritu, define el objetivo de lo que se quiere lograr.
  • En lo posible avisar por escrito lo que se va a tratar.
  • Llegar temprano y arreglar el ambiente.

EL QUE ASISTE – ANTES DE LA REUNIÓN DE CONSEJO:

  • Se reúne con el Consejero del Obispado/Obispo asignado a su organización y entrega informes de personas, familias, programas,  financieros y asignaciones especiales.
  •  Verifican plan misional y actividades.

EL QUE PRESIDE -DURANTE DE LA REUNIÓN DE CONSEJO:

  • Expone el objetivo de la reunión.
  • Ayuda a los miembros a captar la gran visión.
  • Establece un ambiente de confianza.
  • Asegura que todos participen.
  • Controla el proceso pero no el resultado.
  • Valoriza y anota todas las ideas.
  • Da asignaciones específicas.
  • Establece una fecha para informar los resultados.
  • Ayuda a los miembros a separar los problemas sintomáticos de los arraigados.
  • Ayuda a los miembros a integrar sus ideas y a mantenerse en la dirección correcta.
  • Trata a todos equitativamente.
  • Alienta a cada individuo a que participe.
  • Después de una deliberación abierta, el obispo puede tomar una decisión o esperar para tratar el asunto más a fondo con sus consejeros. Una vez que tome la decisión, los miembros del consejo deben apoyarla en un espíritu de unidad y armonía.
  • Asegura de que las conclusiones a las que ha llegado el consejo sean escritas.

EL QUE ASISTE -DURANTE DE LA REUNIÓN DE CONSEJO:

  • Deben asegurarse de entender el objetivo del tema que van a tratar.
  • Buscar saber la voluntad del Señor a través de la dirección del Espíritu.
  • Ser un defensor de todas las familias e individuos y no tan solo de mi organización.
  • Seré conciso, evitando expresiones o propuestas demasiado largas.
  • Edificar basado en las ideas de los otros.
  • Mantener un Espíritu de Amor y Armonía.
  • Participar y expresar en forma concreta su opinión aunque sea diferente.
  • Al llegar a  la solución unánime, comprometerse a realizar las decisiones.
  • Cumplir con las asignaciones y reportar a tiempo.

EJEMPLO DE REUNIÓN Y AGENDA

  1. Himno inicial:
  2. Oración Inicial:
  3. Pensamiento Espiritual:
  4. Tiempo Obispo: Doctrina y Otros.
  5. Verificar Calendario:
  6. Tiempo 1er Consejero:
    1. Presenta informe de sus organizaciones.
    2. Correlaciona actividades/solicitudes de sus organizaciones.
    3. Bienestar espiritual y temporal personas y familias.
    4. Informe de avance de Programa “Mi deber a Dios”.
  7. Tiempo 2do Consejero:
    1. Presenta informe de sus organizaciones.
    2. Correlaciona actividades/solicitudes de sus organizaciones.
    3. Bienestar espiritual y temporal personas y familias.
    4. Informe de avance de Programas “Fe en Dios”, “Progreso Personal.
  8. Tiempo Secretario:
    1. Presenta informe.
    2. Informe Financiero
    3. Otros
  9. Informe Líder Misional:
    1. Utilizando el Informe de progreso, revisar los candidatos al bautismo y los investigadores que actualmente estén progresando.
    2. Verifica Plan Misional.
    3. Informe de Retención.
    4. Informe de Activación.
  10. Informe Historia Familiar y Templo:
    1. Revisar el progreso de los miembros que se estén preparando para recibir las ordenanzas del templo.
    2. Informe Presidente Escuela Dominical:
      1. Aprendizaje y enseñanza del Evangelio. Analizar cómo mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio tanto en la Iglesia como en el hogar.
  11. Fondo Perpetuo para la Educación:
    1. Examinar el progreso de los participantes en el programa.
  12. Oración Final:

FORTALEZCAMOS LOS CONSEJOS

Los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares asisten a las reuniones de consejo de barrio en doble función: (1) como miembros del consejo de barrio que ayudan al obispo a dar atención a las necesidades y a los problemas del barrio, y a encontrar soluciones, y (2) como representantes de sus organizaciones. Estos líderes buscan la guía del Espíritu Santo al estar unidos en amor e interés por las personas a las que sirven.

Elder M. Russel Ballard :

“Todos los consejos de la Iglesia deben alentar el análisis libre y abierto al deliberar  entre sí y al esforzarse por tener una comunicación clara y concisa. Los consejos deben analizar los objetivos y los asuntos de interés, siendo el entendimiento mutuo la meta final.

Cuando hacemos un esfuerzo colectivo, creamos sinergia espiritual, o sea, un incremento en la eficacia como resultado de la cooperación, cuyo resultado es mucho más grande que la suma de sus partes.”

Presidente Stephen L. Richards:

“Sin vacilar, les aseguro que, si se reúnen en consejo para deliberar, como se supone que lo hagan, Dios les dará las soluciones a los problemas que enfrentan”.

Comentarios

comentarios

1 comentario

Deja un comentario