Valorar todo lo que Dios ha revelado

https://i1.wp.com/38.media.tumblr.com/tumblr_maajia3FZW1ryfivao2_400.gif?resize=173%2C252Hay muchos que piensan que el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento enseñan cosas distintas, que presentan a dos dioses distintos. Eso lo dicen porque les falta escudriñar. Una lectura superficial de cualquier texto antiguo, ya sea sagrado o no, revela muy poco de lo que el autor quería comunicar, porque así no era su forma de escribir. Durante la mayoría de la historia humana los materiales de la escritura eran siempre muy caros y el ejercicio de escribir, muy tedioso y difícil. Moroni nos da una idea de estas dificultades en Mormón 8:5 y también se refiere a estos problemas en Mormón 9:32-33.

Los autores antiguos tenían que expresar mucho con poquísimas palabras. Si queremos entender las escrituras, no podemos leerlas como si estuviéramos leyendo una revista o una novela. Puede que entendamos las palabras, pero pasaremos por alto su verdadero mensaje.

Cuando la gente dice que los mormones tenemos demasiados libros sagrados, creo que desconocen el hecho de que las mismas escrituras mencionan un montón de libros que ya no tenemos:

 https://i0.wp.com/izbicki.me/img/scroll/scrolls-pile2.jpg?resize=352%2C198&ssl=1

Tal vez sea por eso que no me agradan mucho esos libritos—no se les puede llamar biblias—que solo tienen Salmos, Proverbios y el Nuevo Testamento. Si ya nos falta tanto ¿cómo vamos a reducir lo poco que tenemos? Tenemos que tener mucho cuidado con las escrituras…[p]orque a cualquiera que tiene, se le dará y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado (Mateo 13:12).

Otro motivo por el que no debemos limitar nuestro estudio de las escrituras es porque están sumamente entrelazadas. Mientras más las estudiamos, mejor las entendemos todas. Un estudio de Doctrina y Convenios nos puede ayudar a entender mejor el Nuevo Testamento; un estudio del Nuevo Testamento nos puede ayudar a entender mejor el Libro de Mormón. Ninguno de los libros canónicos tiene el más mínimo sentido sin el Antiguo Testamento. Todas las escrituras se refieren a este libro, tal vez el menos estudiado—según mi experiencia.

Quisiera compartir con ustedes una relación entre las escrituras que descubrí estudiando la el Antiguo Testamento. En Job 8:11-22, Bildad, amigo de Job, habla sobre los que se olvidan de Dios. El versículo 15 dice, Se apoyará en su casa, mas ésta no permanecerá en pie; se asirá a ella, mas no resistirá.

La relación entre una persona que no adopta un estilo de vida que esté de acuerdo con la voluntad de Dios y, al final, no termina bien, y un hombre que se apoya en una casa que no permanece en pie me recordó bastante a Mateo 7/3 Nefi 14:24-27:

Y todo el que me oye estas palabras, y no las hace, será comparado al hombre insensato que edificó su casa sobre la arena: y descendió la lluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y grande fue su caída.

 https://gloriadeionline.files.wordpress.com/2012/02/house-built-upon-the-sand11.jpg?resize=383%2C255

Son escrituras demasiado parecidas para tener una relación casual. Aquí, el Señor hace referencia al Libro de Job e incluso, expone sobre las vidas de las personas que se someten a Dios y los que eligen someterse a otras cosas.

Mientras marcaba estas escrituras en mis biblias de diferentes idiomas, noté diferencias interesantes en las traducciones de Job 8:18:

Traducción del Rey Santiago – inglés

If he destroy him from his place, then it shall deny him, saying I have not seen thee.

Si lo destruye de su lugar, entonces lo negará, diciendo, no te he visto.

 

Traducción João Ferreira – portugués

Se Deus o consumir do seu lugar, negá-lo-á este, dizendo: Nunca te vi!

Si Dios lo consume de su lugar, este lo negará, diciendo: ¡Nunca te vi!

 

Traducción de la Unificación – alemán

Doch Gott tilgt ihn aus an seiner Stäte, sie leugnet ihn: Nie habe ich dich gesehen.

Sí, Dios lo arrasa en su lugar, lo niega: Nunca te he visto.

 

Traducción Reina-Valera – español

Si lo arrancan de su lugar, éste lo negará entonces, diciendo: Nunca te vi.

 

Este texto en hebreo—que no mostraré aquí—emplea un él ambiguo, en vez de decir explícitamente que la persona que arranca al pecador de su lugar es Dios, sin embargo, según el erudito John Gill, los rabinos del Tárgum enseñaban que este versículo describía lo que Dios hacía con los hipócritas. En todo caso, esta escritura me hizo recordar a otra que se encuentra en Mateo 7:22-23:

En aquel día muchos me dirán: Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre, y en tu nombre no hemos echado demonios, y no hemos hecho, en tu nombre, muchas obras milagrosas? Y entonces les declararé: Nunca os conocí, apartaos de mí, obradores de iniquidad.

Ahora el número de referencias que Jesucristo hace a este mismo capítulo del Libro de Job son dos.

Cuando aprendemos a verdaderamente apreciar la gran obra que Dios ha hecho a través de estas personas que han logrado preservar algunas de las escrituras sagradas, el Espíritu nos abre los ojos y nos revela estas maravillosas relaciones entre las escrituras. Mi experiencia ha sido que, cuando realmente escudriñamos todas las escrituras que tenemos, más y más claramente vemos la mano de nuestro Padre Celestial. No vemos dioses diferentes, sino uno solo, el mismo ayer, hoy y para siempre.

Ryan Boothe

Ryan Boothe

Ryan Boothe escribe artículos para Radio Kolob sobre una variedad de temas relacionados con el Evangelio Restaurado, desde las raíces de ciertas palabras del hebreo antiguo hasta las relaciones humanas que existen entre los santos de los últimos días.

El Hno. Boothe se mantiene bastante ocupado trabajando como consultor, conferencista y emprendedor--trabajo que lo lleva a varios lados de su país, Europa y América Latina.

Nacido bajo el convenio y criado en el Valle Central de California, el Hno. Boothe tuvo la gran bendición de hacer la misión en el sur de Chile, donde aprendió a hablar el castellano huaso. El Hno. Boothe actualmente vive con su familia en el Valle de Utah.
Ryan Boothe

Comentarios

comentarios

Deja un comentario